AMDPress.- La multinacional norteamericana Procter&Gamble (P&G) ha anunciado recientemente que las ganancias obtenidas durante el segundo trimestre del actual ejercicio fiscal -comprende los meses de octubre a diciembre- excederán las estimaciones actuales del consenso de Wall Street debido al buen funcionamiento del volumen orgánico -excluye los impactos estimados de adquisiciones y los desposeimientos que afectan comparaciones del año-sobre-año-, cuyo crecimiento se halla por encima del 9%.

Esta cifra se ha obtenido gracias la buena evolución de la división de productos para el cuidado médico. Por otra parte, destaca que, teniendo en cuenta el fuerte crecimiento del mercado, los impactos negativos del price/mix pueden ser levemente más altos que en expectativas anteriores.

Entre los objetivos previstos, P&G espera formalizar sus planes de negocio, incluyendo las ventas y el volumen existentes, especialmente en las categorías de producto y en los mercados geográficos a los que se dirige; ejecutar con éxito las adquisiciones dominantes, entre las que se incluye la protagonizada con la firma germana Wella -culminó el pasado 2 de septiembre-; manejar y mantener las relaciones dominantes con el cliente; así como controlar la incertidumbre política y/o económica global continuada, principalmente en los mercados geográficos significativos donde opera el grupo.