AMDPress.- La multinacional norteamericana Procter&Gamble (P&G) ha hecho públicos sus datos de crecimiento durante el primer trimestre del año, que reflejan unas ventas netas por valor de 14.287 millones de dólares (11.149 millones de euros), lo que ha supuesto un crecimiento del 10%. Las ventas orgánicas, por su parte, se incrementaron un 8%, excluyendo los impactos de las adquisiciones, los desposeimientos y los tipos de cambio. Dicho crecimiento ha superado el objetivo marcado por la compañía a largo plazo para elevar sus ventas orgánicas de un 3% a un 5%.

El negocio de belleza alcanzó ventas netas de 4.876 millones de dólares (3.805 millones de euros), lo que supone un incremento del 9%, mientras que en volumen creció un 7%. La compañía atribuye estos resultados al buen funcionamiento de marcas como Olay, en cuidado de la piel; Pantene, H&S, Rejoice o Aussie, en cuidado capilar; Hugo Boss, en fragancias de lujo; y Always/Whisper y Naturella, en cuidado femenino. Las ganancias netas, por su parte, se incrementaron un 23%, aunque sólo alcanzaron 701 millones de dólares (547,01 millones de euros), debido a las fuertes inversiones realizadas en márketing para apoyar iniciativas como Olay Quench, Pantene Pro-Health, la expansión de Olay en Europa y Asia, Herbal Essence en Japón y Rejoice en China.

El negocio de cuidado del bebé y de la familia reportó a la compañía ventas netas de 3.048 millones de dólares (2.378 millones de euros) y creció un 13%, mientras que en volumen se incrementó un 8% por el buen desarrollo de la línea Baby Stages of Development, en cuidado del bebé, y por iniciativas como Charmin en Norteamérica, en cuidado familiar. Las ganancias netas de la división alcanzaron los 339 millones de dólares (264,53 millones de euros), un 56% más.

Por último, la división de cuidado del hogar elevó su volumen un 5%, gracias a los fuertes resultados obtenidos en mercados en desarrollo. También contribuyó a este crecimiento el éxito de Lenor, Febreze Arir Effects, Tide Coldwater y Mr. Clean Magic Reach. Las ventas netas, por su parte, crecieron un 7%, hasta los 3.819 millones de dólares (2.980 millones de euros), al tiempo que las ganancias netas se redujeron un 6%.