La compañía Procter& Gamble ha presentado la edición anual de su informe de sostenibilidad, en el que detalla sus proyectos y objetivos en materia de sostenibilidad y reducción de la huella medioambiental de la compañía y la de las personas que usan sus productos en todo el mundo a la vez que mejora las condiciones sociales para aquellos que más lo necesitan. El informe subraya el compromiso de la compañía para ser líder en la industria en la creación de valor con marcas y productos preferidos por los consumidores, y al mismo tiempo, preservar los recursos y, proteger el medio ambiente.

El reporte anual destaca que se ha alcanzado la certificación en fibra de madera virgen un año antes de lo estimado, así como la reducción de residuos seis años antes de lo previsto, aumentando a 70 el número de plantas en todo el mundo que no envían residuos de fabricación a vertederos de las cuales 3 se encuentran en España.

Además, el programa P&G Children's Safe Drinking Water proporcionó 7.000 millones de litros de agua potable a niños y familias que lo necesitaban y facilitó ayuda humanitaria a millones de personas en todo el mundo.

"Trabajamos para crear un impacto significativo, positivo y duradero en las comunidades que servimos a través de nuestra gestión, a través del diseño de nuestros productos y cooperaciones innovadoras, y en el informe de este año se contemplan los resultados de esa dedicación," comenta Martin Riant, portavoz ejecutivo de Sostenibilidad y presidente del área de Cuidado Femenino, Familiar y del Bebé de P&G.

"Nuestro trabajo para conseguir cero residuos industriales a los vertederos, en nuestras fábricas ha sobrepasado las expectativas, con cerca de un 50 por ciento de nuestras plantas que ya han alcanzado el objetivo marcado en 2010", destaca.