Procter & Gamble ha presentado su 15º Informe Anual de Sostenibilidad, en el que recoge su estrategia integrada de responsabilidad medioambiental y social durante el pasado año fiscal, incluyendo el progreso hacia los objetivos que la compañía se ha fijado en este sentido para 2020. A través de este informe, P&G comparte los progresos alcanzados en diferentes áreas clave para la compañía en relación con la sostenibilidad, entre las que se incluyen: Conservación de los Recursos, Energías Renovables, Valorización de los Residuos, Comodidades del Hogar y Salud e Higiene.

P&G explica así los logros alcanzados en cuanto a la reducción de residuos, ahorro de agua y energía y reducción de las emisiones de CO2, cuatro de las mayores huellas que se generan a través de la producción dentro de la compañía. A través de la educación a consumidores y de las alianzas con proveedores de lavadoras, P&G ha contribuido a que el número de cargas de ropa lavada en agua fría a nivel mundial aumente del 38% al 50%. Dentro del objetivo global de reducir las emisiones de CO2, P&G en España ha conseguido en 2012/2013 dejar de emitir el equivalente a 100 toneladas de CO2, gracias a la optimización de las cargas de los camiones.

Por otra parte, durante el pasado año fiscal, más de un 99,35% de todos los materiales que entraron en las plantas de P&G fueron utilizados para la fabricación de productos, reciclados, reutilizados o transformados en energía. Además, más de 50 centros de la compañía a nivel mundial envían en la actualidad cero residuos de fabricación a vertedero, incluyendo todos los centros en Alemania. Desde 2010, P&G ha reducido los residuos de fabricación en un 56% por unidad de producción -más del doble que el objetivo original de la compañía. P&G ha conseguido también reducir a cero los residuos de producción que lleva a vertedero en sus plantas de Montornés del Vallés y Jijona. En esta última, los restos de pañales y compresas son utilizados en la producción de energía mediante su incineración y los residuos de material absorbente de los pañales para bebé se emplean para fabricar plantillas para calzado.

Por su lado, este año, P&G ha ayudado a mejorar la vida de más de 60 millones de personas necesitadas, superando su meta anual de 50 millones. Asimismo, desde hace seis años, P&G mantiene una alianza con Aldeas Infantiles SOS de España a través de programas que ayudan a mejorar las condiciones de vida de menores en riesgo de exclusión social y de sus familias. Este año, 55 voluntarios de la compañía han dedicado parte de su tiempo a colaborar en el programa, que ha conseguido mejorar la vida de más de 300 niños y jóvenes y más de 100 familias.