Aral Digital.- El fabricante español Persán, especializado en detergentes, continúa creciendo a un ritmo del 20% anual y proyecta invertir 95 millones en los próximos tres años para reforzar este crecimiento con nuevos productos y abordar otros mercados. El año pasado, la compañía alcanzó una facturación de 289 millones de euros.

José Moya, presidente de la compañía, ha señalado que el 50% de su producción se destina a marcas blancas, de las que el 90% son adquiridas por la cadena nacional de supermercados Mercadona. Asimismo, son distribuidores de la cadena norteamericana Wal-Mart y la británica Tesco.

Además, en la planta sevillana cuenta con una capacidad de producción total de 460.000 toneladas al año, se fabrica el 25% de todo el detergente líquido producido en España. Moya reiteró que su empresa busca, en estos momentos, la forma de ampliar sus instalaciones, ya que en diez años ha multiplicado por tres su índice de actividad, un problema que esperan solucionar en breve tras negociar con las diversas Administraciones.

Persán, cuyo plan estratégico prevé superar los 500 millones en ventas en 2012, destinará sus próximas inversiones a aumentar capacidad productiva para entrar en nuevos mercados y para mejoras en su productividad.

Entre sus planes se estudia la instalación de una planta fuera de nuestro país o la entrada en nuevas gamas de productos como higiene personal o cosmética a través de la adquisición de otras compañías. Persan, según su presidente, está buscando una compañía para comprar, “pero tiene que cumplir además unos requisitos concretos de recursos humanos que sean similares” a los de la firma andaluza, una adquisición que prevé ocurra antes de 2010.