ARAL Digital.- Sp-Berner, empresa interproveedora de Mercadona, ha cerrado el ejercicio 2011 con 113,2 millones de facturación y más de 13,5 millones en inversiones destinadas a la investigación y al desarrollo de nuevos productos, la gran mayoría de ellos procedentes de material reciclado. Julián Escarpa, presidente-CEO de Sp-Berner, ha señalado que “los resultados obtenidos son el fruto de la apuesta por la innovación, la cultura del esfuerzo y el trabajo y también por el crecimiento, gracias al compromiso a largo plazo que tenemos con Mercadona”.

La dirección de la compañía especializada en la transformación de plásticos por inyección y termoconformado con sede en Aldaya, Valencia, considera muy satisfactorios los datos porque constatan el crecimiento de la empresa respecto al 2010 pese a la crisis. Escarpa afirma que los resultados obtenidos en 2011 son muy positivos gracias “a la innovación continua y a haber dado el máximo de cada uno de nosotros, a base de mucho esfuerzo y dedicación, puesto que creemos que solo de esta manera podremos seguir hacer creciendo el negocio, generar empleo y riqueza a nuestro alrededor”.

Otra de las apuestas realizadas durante 2011 ha sido la investigación y desarrollo de productos respetuosos con el medio ambiente, “una práctica cada día más presente en las decisiones de la empresa”, según explica Escarpa: “Trabajamos decididamente por reducir el impacto medioambiental de nuestros procesos productivos y apostamos también por materiales reciclados”.

La reducción de costes también ha estado presente en la política desarrollada por la empresa durante 2011. Esta estrategia ha permitido que disminuya sustancialmente el precio final de los productos que, por medio de Mercadona, llegan al consumidor final. La creación de empleo neto durante el 2011 ha sido de 14 personas, una cifra que duplica la del año anterior.