AMDPress.- Los fabricantes de fragancias y aromas con sede en Holzminden, Dragoco y Haarmann&Reimer (H&R), han comenzado a operar con un nuevo nombre. Tras la compra de ambas por parte del inversor sueco EQT Northern Europe Private Equity Fund, su posterior fusión y los rumores sobre diferentes nombres para la sociedad, esta compañía global actuará de forma definitiva, a nivel global, bajo la denominación de Symrise.

Según ha declarado Horst-Otto Gerberding, consejero delegado de Symrise, “este nombre no sólo representa la simbiosis con éxito de dos compañías tradicionales, sino una nueva vitalidad y un nuevo comienzo. Combinar nuestros puntos fuertes y nuestras experiencias servirá de garantía para que Symrise se posicione con éxito en el mercado global”. Junto a esta nueva denominación se ha creado una imagen y anagrama que enlaza los símbolos antiguos de Dragoco y H&R (el dragón y el colibrí). Su lema “creating brands. Supporting brands” fija también la filosofía de la empresa, que seguirá teniendo su central en Holzminden (Alemania).

El objetivo de Symrise radica en seguir expandiendo su posición mundial en la industria de fragancias y aromas, crecimiento para el que cuentan, según ha apuntado la compañía, con una gama complementaria de productos, innovaciones de los mismos y una mayor actividad de I D. Para 2003, la dirección espera un crecimiento de ventas por encima de la media del mercado, así como un aumento de beneficios. Ambas empresas, que cuentan con una cuota del 11% del volumen total de la industria, obtuvieron en 2002 una cifra de ventas de 1.240 millones de euros.