De la mano de Taiba Cleaner, el limpiahogar Taifol, antes perteneciente a Henkel Ibérica, ha vuelto a los lineales. Se trata de un producto para la limpieza de todo tipo de superficies con más de cuarenta años de historia que llega en dos variedades, Pino y Amoniacal. Taiba Cleaner afronta así el reto de volver a introducir esta marca en un mercado en el que había estado muy arraigada y posicionarla de nuevo como lo que ha sido durante sus más de 40 años de historia: un referente de limpieza y ahorro para el hogar.

La sede de la compañía, desde la que se coordina toda la distribución de los productos, se encuentra en Sevilla. Desde la capital andaluza la empresa ha iniciado un plan de expansión por toda España con la meta de consolidarse en Andalucía generando puestos de trabajo y crecimiento económico en la Comunidad Autónoma. No obstante, no descartan ampliar su área mercado a Portugal y Marruecos en un futuro. La empresa, de capital 100% andaluz, produce y envasa sus productos actualmente en una fábrica de Valencia, si bien espera poder trasladar la producción a Andalucía a medio plazo para que la marca sea por completo andaluza.

Taiba Cleaner desarrolló una primera fase de posicionamiento de los productos en los lineales de los establecimientos comerciales de toda Andalucía, proceso de que ha continuado con la expansión a otras comunidades. Así, en la actualidad, ya se distribuye en Extremadura, Murcia, Cataluña, Madrid y Valencia y sigue desarrollando su actividad para, a medio plazo, abarcar todo el territorio nacional.