AMDPress.- La compañía logística Tibbett & Britten ha puesto en marcha, junto con la empresa de productos de gran consumo Unilever y la cadena de distribución Safeway, un proyecto para mejorar la eficacia en la distribución y reducir las posibilidades de robo y falsificación. La iniciativa, patrocinada por el Ministerio del Interior del Reino Unido, ha supuesto una inversión de 8,56 millones de euros.

El proyecto se basa en la implantación por parte del fabricante de unos pequeños chips electrónicos de radiofrecuencia en el embalaje de los productos, de forma que se mantiene localizada la mercancía durante toda la cadena de suministro mediante la lectura a distancia de los datos utilizando lectores colocados en puntos estratégicos del proceso.