AMDPress.- El fabricante de baterías industriales y de automoción Tudor, participada por la multinacional norteamericana Exide Technologies, obtuvo un beneficio consolidado de 4,55 millones de euros en los nueve primeros meses de su año fiscal (abril-diciembre), según ha informado la propia empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

No obstante, el resultado positivo de los números de Tudor supone una reducción del beneficio del 33,9% respecto al mismo período del ejercicio anterior, que, según fuentes de la compañía, se debe al frenazo que ha vivido el negocio de baterías industriales, provocando un peor comportamiento de las filiales españolas y un retraso en los proyectos de expansión en Portugal.

Asimismo, Tudor ha informado que la cifra de negocio consolidada ascendió a 228,69 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,2%, debido, en parte, a la fusión de las entidades Sociedad Portuguesa del Acumulador Tudor y Deta Portuguesa.