AMDPress.- La fabricante de embalaje flexible Unibolsa, radicada en la localidad navarra de Tafalla, en suspensión de pagos desde finales del mes de julio, a raíz del incendio que un mes antes destruyó un 70% de sus instalaciones, espera poder recuperar plenamente su actividad antes de un año. La empresa, actualmente a la espera de cobrar la póliza del seguro para iniciar las primeras fases de reconstrucción, mantiene un ritmo de actividad en torno al 20%, con sólo 19 de los 35 empleados que tenía como plantilla hasta la presentación de suspensión de pagos.

Unibolsa fabrica complejos flexibles para caramelos, bolsas de plástico y papel para regalo, con un negocio anual de 3,9 millones de euros (650 millones de pesetas), y está vinculada accionarialmente con la también fabricante navarra de embalaje flexible Onena Bolsas de Papel.