AMDPress.- La fabricante de envases de vidrio Vidrala, S.A., de Llodio (Alava), cerró el ejercicio de 2001 con unos beneficios netos de 13,12 millones de euros (2.183 millones de pesetas), que suponen un crecimiento del 15,89% sobre los 11,32 millones de euros (1.884 millones de pesetas) de 2000, a pesar de que su producción bajó un 1,5%, desde las 433.000 toneladas de 2000 a las 426.000 toneladas de 2001, motivada por la parada técnica de unos de sus hornos el pasado verano.

La empresa, que situó sus ventas en 125,68 millones de euros (20.911 millones de pesetas), con un crecimiento del 6,7% sobre los 117,89 millones de euros (19.616 millones de pesetas) de 2000, ha realizado inversiones de 5,4 millones de euros (900 millones de pesetas) en mejoras y almacenaje, similares a las que espera realizar en 2002, este año más enfocadas a I D. Estas inversiones suponen un "valle" en el ritmo de Vidrala, que en 2000 completó un ciclo de cinco años de renovación de hornos, en el que desembolsó más de 120 millones de euros (20.000 millones de pesetas), y que está previsto vuelva a repetirse a partir de 2003 o 2004.