AMDPress.- La catalana Vidriería Rovira, con fábrica en la Zona Franca de Barcelona, ha previsto unas ventas para 2002 de unos 52 millones de euros, similar a la de 2001. Su producción comercializada alcanza las 180.000 toneladas de vidrio, en las que la exportación representa en torno al 15%.

Esta producción consiste en botellas dirigidas a los sectores de vinos, cavas, aguas envasadas y licores. De hecho entre las causas de su previsible estancamiento en ventas en 2002, junto a la imposibilidad de fabricar más, figura el estancamiento del mercado del cava, tras unos primeros meses de este año más prometedores.