AMDPress.- En el primer trimestre de 2003, la firma alemana de productos cosméticos Wella ha mejorado sus beneficios antes de impuestos, al conseguir 58,2 millones de euros (67 millones de dólares), un 2,3% más que en el mismo periodo del año anterior, gracias básicamente a la aportación de la división de perfumes y cosmética no capilar.

No obstante, la facturación ha descendido un 3,1% nominal debido a los efectos del tipo de cambio (apreciación del euro frente al dólar) y a la difícil situación de los mercados asiático. El 75% de la facturación de Wella proviene de mercados situados fuera de Alemania y, dentro de ese porcentaje, sólo un 40% corresponde a países europeos.