Los datos de Fedishoreca, Federación Española de Empresas de Distribución a Hostelería y Restauración, durante los meses de septiembre y octubre, apuntan a un incremento de las ventas en el sector de un 7% con respecto al mismo periodo del año anterior. Estos aumentos han llegado a superar el 10% en zonas como Levante y otros puntos del litoral mediterráneo.

Según la patronal de distribución, el periodo de verano se inició con datos muy negativos hasta final de junio. Durante los meses de julio y agosto hubo un cambio de tendencia con ventas en ligero crecimiento, y este cambio se ha consolidado en septiembre y octubre con el aumento de las compras de la hostelería, que han llegado a superar el 10% sobre el año 2012.

Para José Manuel Fernández, director general de Fedishoreca,"esto marca un horizonte de crecimiento y un 2014 con perspectivas positivas, ya que, aunque el buen tiempo ha ayudado, se constata un cambio de tendencia".

Los distribuidores iniciaron el año con un descenso medio de ventas en el primer semestre del 9%, por lo que los nuevos datos aportan una visión más optimista. Para el director general de Fedishoreca, el sector "vivió su peor momento con la aplicación del incremento del IVA para hostelería en septiembre de 2012, que tuvo un efecto muy negativo".  Sin embargo, añade Fernández, "en los meses de septiembre y octubre se han producido condiciones especiales que han permitido la mejora; buen tiempo, incremento del número de turistas y cierto repunte del consumo nacional".

Para José Manuel Fernández, "en nuestro sector, el factor psicológico es muy importante; con la crisis, el consumo fuera del hogar se ha resentido, con importantes cambios de hábitos del consumidor, y aunque las cifras del paro empiecen a mejorar y crezca la economía, la vuelta a parte de las costumbres anteriores, como la frecuencia con la que se va a bares y restaurantes, es más lenta".