El 26% del dinero que los españoles se gastan en comer lo invierten en hacerlo fuera de casa, sobre todo de lunes a viernes, debido al ritmo de trabajo que marcan los horarios laborales. Para analizar los menús que se sirven, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con la colaboración de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), y junto con Makro han realizado un sondeo en más de doscientos cincuenta restaurantes de la Comunidad de Madrid, que concluye que sólo el 25% de los primeros platos incorporan verdura y que las legumbres solo aparecen en el 10%.

En el caso de los segundos platos, existe un abuso de carne y una significativa ausencia de pescado. Además, en todos ellos se registra una presencia destacada de los alimentos fritos. Todo esto configura una dieta calórica y rica en grasas.

"En Makro queremos ayudar a las personas a que lleven una alimentación más equilibrada. También a los restaurantes, para que puedan dar un valor añadido a sus clientes ofreciéndoles propuestas culinarias más saludables", afirma Chema León, el director de Marketing de Hostelería de la compañía.

De esta premisa ha surgido el nuevo Sello de Calidad Nutricional, creado junto al CSIC y la SEDCA y con la chef Susi Díez como embajadora. Este distintivo será garantía de comida saludable y equilibrada en los restaurantes de la Comunidad de Madrid, en un proyecto piloto que podrá extenderse al resto de España. Los restaurantes avalados con este nuevo sello aseguran al cliente la existencia de unos menús equilibrados elaborados por expertos en nutrición.