Chep ha inaugurado recientemente un nuevo centro de servicio para la inspección y reparación de paletas, en la localidad coruñesa de Oroso. La planta contará con tecnología que permitirá reducir costes, mejorar la productividad, incrementar la seguridad y optimizar la eficiencia de sus operaciones.

Las nuevas instalaciones cuentan con capacidad para 3 millones de paletas y darán cobertura a la zona de Galicia. La planta dispone de una línea automática de última generación "G600" que agiliza las operaciones de inspección y reparación de paletas. El sistema asegura una productividad de 700 paletas/hora inspeccionadas y en combinación con la solución ADI (Automatic Digital Inspection), multiplica por cuatro la productividad del centro.

Pedro Gabaldon, director de Operaciones de Chep para el Sur de Europa, explica: "ADI es un sistema automático de inspección de paletas que lleva a cabo la revisión exhaustiva de la calidad de los equipos, analizando los potenciales defectos de la madera así como la precisión de sus dimensiones. El sistema se basa en las últimas técnicas de Visión Artificial, con tecnología láser y cámaras especiales que permiten obtener un modelo 3D de la paleta y detectar defectos de hasta 1mm en las dimensiones de la paleta. La calidad de nuestros equipos es clave y un objetivo diferenciador para nosotros, por eso invertimos en innovación".

David Cuenca, vicepresidente y director general de Chep Iberia, por su parte, ha señalado: "estamos muy satisfechos con la apertura de esta nueva planta que contribuye a mejorar nuestra red de centros de servicio en la península. Estamos orgullosos de continuar avanzando en esa dirección y cumplir nuestro propósito global "Building Better supply chains together"".