Chep Iberia ha llevado a cabo recientemente un estudio conjunto de mejora logística interna en la gestión de sus pallets con Calidad Pascual. En concreto, se ha trabajado en la de prevención de riesgos laborales y en la mejora de la eficiencia de procesos de almacenaje en la planta de envasado de leche en Gurb (Barcelona), en las instalaciones de envasado de agua mineral natural de Bezoya (Segovia) y en la fábrica de ovoproductos que Calidad Pascual tiene ubicada en Aranda de Duero (Burgos).

David de la Calle, director de Compras, Planificación y Logística de Calidad Pascual ha indicado: "gracias a esta colaboración hemos cumplido el objetivo que buscábamos: contar con unas instalaciones mejor estructuradas, más eficientes y más seguras. Tras este primer proyecto, queremos seguir en esta línea de cooperación y nutrirnos de la experiencia y el conocimiento de Chep con el fin de incrementar nuestra colaboración en el futuro. Está claro que Chep va mucho más allá de su tradicional oferta de servicio, sistemas pooling de paletas, para convertirse en un partner estratégico para nuestro negocio".

En la planta de Gurb, se ha trabajado principalmente en las áreas de lean, handling y también en la seguridad de la maquinaria. El conjunto de mejoras propuestas triplicaron la productividad de la carretilla de producto terminado. En esta planta se producen y envasan 200 millones de litros de leche al año. En las instalaciones de Bezoya se analizaron también los riesgos derivados del almacenamiento de pallets vacíos y con carga, para garantizar la seguridad entre peatones y vehículos en movimiento.

Los centros Chep que han servido de referencia para este proyecto han sido, por un lado, el Centro de Servicio de Chep en Parets del Vallès, donde se aplican unos eficientes procesos al handling y cuenta con una alta seguridad de maquinaria. Y por otro, el centro de Chep en Bellpuig, que no ha registrado ningún accidente laboral con baja médica en los últimos 10 años, gracias a la política de prevención de riesgos laborales en la que prima la concienciación, la prevención y la implicación de los trabajadores, dentro el programa de seguridad global de Chep "Zero Harm".

David Cuenca, vicepresidente y director general de Chep Iberia, concluye que "éste es un ejemplo del valor añadido que puede aportar Chep a sus clientes, como parte de una oferta de servicio global, que va más allá del concepto tradicional de pool. Compartir nuestros conocimientos y ayudarles a tener unas instalaciones más seguras, y por tanto más eficaces, es uno de nuestros objetivos. El caso de Calidad Pascual es un claro ejemplo de trabajo en equipo, en el que ambas compañías colaboramos con máxima confianza para lograr un objetivo común: la excelencia preventiva".