Un supermercado brasileño ha incorporado una innovadora medida para ayudar a prevenir el contagio de las enfermedades causadas por algunos virus y bacterias: utilizar cobre en las barras de sujeción de los carros de la compra. Se trata del supermercado gourmet Varanda Frutas, ubicado en Sao Paulo, y que recibe una media de 5.500 clientes diarios. Con la utilización del cobre, se evita que los microbios se propaguen entre los usuarios de los carros de la compra por el contacto manual con la barra de sujeción de los carros del supermercado.

Habitualmente, las barras de sujeción de los carros de la compra están fabricadas con plástico y son utilizados por diferentes personas varias veces al día, lo que las convierte en un foco de trasmisión de enfermedades. Según un estudio realizado por la Universidad de Arizona, el 72% de los carros analizados dieron positivo en bacterias fecales y mostraron trazas de E.coli, que pueden sobrevivir en superficies duras durante días e incluso meses. Por esta razón, el equipo que llevó a cabo el estudio concluyó que las barras de sujeción de los carritos del supermercado deberían ser desinfectadas después de cada uso.

La alternativa a esta desinfección ha venido de la mano de este supermercado brasileño, al sustituir el plástico de las barras de los carros por cobre. Está demostrado que el cobre y sus aleaciones es un material con una gran eficacia como agente antimicrobiano para un amplio espectro de bacterias y virus, entre los que se incluye el E.coli.

Diego García, director del Centro Español de Información del Cobre, comenta "la utilización del cobre como un agente antimicrobiano es una medida efectiva para procurar un entorno más saludable y contribuir a la prevención del contagio de las enfermedades causadas por virus y bacterias".