Essity, empresa de higiene y salud, invierte más de 11 millones de euros en su planta industrial de Hondouville, en Francia, para extraer y reciclar el 98% de las fibras de papel contenidas en los cartones de bebidas. Estas fibras se utilizarán después en el proceso de fabricación de los productos de su marca Tork, marca de higiene profesional del grupo y de la que fabrica sus tisús.

Desde 2008, Essity es líder en Francia en el reciclaje de fibras de papel procedentes de documentos, revistas, periódicos y cartones. En Hondouville, Essity recicla actualmente más del 63% de todos los cartones de bebidas clasificados, recogidos y reciclados en Francia.

La inversión de 11 millones de euros en Hondouville permitirá a Essity aumentar su capacidad de reciclaje de envases de bebidas hasta 24.000 toneladas al año. Gracias al nuevo proceso, también permitirá recuperar más material y reciclar hasta el 98% de la fibra contenida en cada uno de los cartones de bebidas. 

La marca pretende reducir su huella de carbono un 33% para 2030

Una vez recuperadas y recicladas, las fibras se utilizan para fabricar papel higiénico, toallas de mano o papel de limpieza industrial de Tork, entre otros. Toda una gama de productos de papel tisú para su uso en aseos públicos (hoteles, restaurantes, escuelas, oficinas, administraciones, lugares públicos, hospitales, áreas de servicio de autopistas, etc.), soluciones de limpieza para el sector industrial y productos de mesa para hostelería y restauración (servilletas y manteles).

“Esta inversión mejora nuestra contribución a una sociedad circular con una producción rentable y sostenible. También damos pasos importantes para alcanzar el objetivo de Essity de que todos los residuos de producción sean objeto de recuperación de materiales o energía para 2030”, afirma Magnus Groth, presidente y director General de Essity.

Eric Kleinpeter, director Comercial de Higiene Profesional de Essity Francia, explica que “la iniciativa aporta una nueva dimensión al reciclaje y a la circularidad. Al invertir cada vez más en tecnologías que reducen nuestro impacto medioambiental, Tork ofrece a sus clientes soluciones que cumplen sus propios objetivos de desarrollo sostenible”.

“El nuevo sistema de reciclaje que se está implantando en la planta de Essity en Hondouville estará operativo en el primer semestre de 2022. Más allá de sus beneficios sostenibles, este proyecto tiene también otros aspectos positivos. Por ejemplo, permite mejorar los flujos logísticos en el emplazamiento y reducir el riesgo de accidentes al clarificar las zonas de circulación de vehículos y peatones. Un elemento importante a la hora de aspirar a cero lesiones”, añade Anne Conte, directora de la planta de Essity en Hondouville.