El fabricante de carretillas elevadoras Linde Material Handling (LMH), con una nueva generación de carretillas eléctricas, la nueva serie Linde E12- E20 EVO, ha vuelto a mejorar técnicamente sus modelos más demandados, añadiéndoles nuevas características de equipamiento y adaptándolos a las exigencias cambiantes, como el uso frecuente al aire libre.

Los diferentes programas de conducción dinámica permiten, además, un equilibrio perfecto entre una alta productividad y un bajo consumo de energía, adaptable a las necesidades individuales de cada actividad. Visualmente, la nueva serie de carretillas eléctricas es reconocible por la "aleta de tiburón" de color negro serigrafiado sobre el chasis rojo del vehículo y por el logotipo de EVO.

En el interior del vehículo, un nuevo sistema de control electrónico optimizado reduce en hasta un 16%, en comparación con la serie anterior, el consumo de energía y las emisiones de CO2. Además, y gracias a la mejora de las curvas características del sistema electrónico, las máquinas disponen de una mayor empuje en la conducción cuesta arriba y al remolcar cargas.

Para el nuevo cargador de alta frecuencia incorporado, que se encuentra alojado en el contrapeso y que permite una carga flexible a través de cualquier toma de corriente, la nueva serie ofrece, como equipamiento estándar, una ventilación activa, que facilita el proceso de carga de la batería, pues ya no es necesario abrir la cubierta de la batería ni la puerta o las ventanas de la carretilla durante dicho proceso.

Con la gran variedad de modelos de la nueva generación de carretillas eléctricas, Linde MH satisface otro de los requisitos importantes de los clientes. Estos pueden escoger entre un total de 19 variantes entre los distintos modelos, empezando por la carretilla Linde E12 con 1.200 kg de capacidad de carga y 24 voltios, y acabando por la carretilla Linde E20 PHL de 2.000 kg de carga nominal y una batería de 48V y 930 Ah de capacidad.