Tetra Pak ha avanzado en el cumplimiento de sus objetivos medioambientales para el año 2020, durante 2014, con varios puntos importantes en el camino hacia el desarrollo de productos sostenibles, la reducción de la huella medioambiental de la cadena de valor y el aumento de la tasa de reciclado. Así, en 2014 se lanzó el primer envase de cartón totalmente renovable del mundo, Tetra Rex de
plástico vegetal. 

Además, Tetra Pak certifica las últimas instalaciones y compañías de mercado con la Cadena de Custodia Forest Stewardship Council (FSC) para las últimas siete de sus 92 instalaciones y entidades jurídicas en todo el mundo. Esto significa que la compañía puede entregar envases con el sello FSC en cualquier parte del mundo, marcando un paso importante hacia su objetivo de utilizar sólo papel con certificación FSC en todos los productos.

Durante ese año, la compañía ha entregado casi 44.000 millones de envases con el sello FSC a clientes en todo el mundo, un 38% más que en 2013. Además, Tetra Pak ha producido más de 130.000 millones de envases con el sello FSC desde su puesta en marcha en 2007. En Iberia, el 58% de los envases de Tetra Pak llevaron el sello FSC en 2014 lo que corresponde a 4.000 millones de envases, el objetivo para 2015 es llegar al 75%.

Los datos validados a mitad de 2014 mostraron las emisiones de CO2 en cada parte de la cadena de valor de Tetra Pak reduciéndose un 8% desde la referencia de 2010, aún a pesar del aumento del 7% en la producción durante el mismo plazo de tiempo. La empresa se encuentra encaminada hacia su objetivo de 2020 de mantener el impacto climático en toda la cadena de valor con los niveles de 2010, al mismo tiempo que el negocio aumenta.