Tetra Pak ha lanzado una nueva línea de extrusión de gran capacidad, que es la solución más eficiente disponible en el mercado para la producción a gran escala de bombones helados con palito y sándwiches. La nueva línea tiene la capacidad más alta de la industria, ofreciendo hasta 43.200 piezas por hora frente a un promedio de 36.000 para este segmento. Una congelación eficiente y
un sistema de corte de alta precisión garantizan un producto uniforme con alta estabilidad.

A lo largo del proceso, la unidad de bañado y transferencia de reciente desarrollo permite que dicho bañado se lleve a cabo de manera suave y precisa, así como una descarga a la envolvedora cuidadosa y sin errores, logrando un desperdicio mínimo de producto. Cuando la línea está funcionando a plena capacidad, los costes operativos y el impacto medioambiental son los más bajos en la industria: se consigue un aumento del 60% en la producción sin mano de obra extra y con sólo un 44% más de energía.

Esta innovación responde a la creciente demanda mundial de helado. El año pasado, se consumieron 17.200 millones de litros de helado. La previsión de la Tasa de Crecimiento Anual Compuesto para 2014-2019 es de 1,8% liderada por Asia-Pacífico, América del Norte y Europa Occidental.

"Durante 70 años hemos ayudado a nuestros clientes a ofrecer productos helados de calidad con excelente sabor y textura", señala Peter Lindstrom, director de la Categoría de Helados en Tetra Pak. "Esta nueva solución les permite aumentar los volúmenes de producción, al tiempo que ofrecen la misma alta calidad a un coste por producto mucho más reducido". Esta línea permite una mayor flexibilidad en el cambio entre bombones helados con palito y sándwiches, así como la producción de hasta 4 sabores de helado y 12 coberturas diferentes sin cambiar de equipo.