Aral Digital.- La Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados, ACES, muestra su preocupación ante la ausencia de un convenio laboral para el mercado de la distribución con base alimentaria de nuestro país.

Aces engloba al 30% de supermercados a través de sus cinco asociados, Carrefour, con la enseña Carrefour Express; Dia, con las enseñas Dia, Dia Market y Maxi Dia; Eroski, con las enseñas Eroski City, Eroski Center y Caprabo; Sabeco, con las enseñas Sabeco, Aro Rojo, Simply Market y 7 d; y El Corte Inglés, con la enseña Supercor. Entre todas ellas cuentan con una superficie de 3 millones de metros cuadrados y un total de 5.300 establecimientos.

Debido a la magnitud de sus asociados y a sus dimensiones, la patronal considera que el convenio laboral es clave para la buena marcha del mercado y su desarrollo.

Aurelio del Pino, director general de ACES, considera que “el convenio es una de las claves para el principal problema que tienen las empresas de nuestro mercado, los recursos humanos. Si realizásemos una encuesta entre los asociados de ACES e incluso entre los que están fuera de nuestra entidad, el diagnóstico sería común, solucionar el problema de la gestión de personal”.

Para el director general de la Asociación, parte del problema deriva del hecho de “tratarse de un sector que no está suficientemente valorado por la sociedad. Actualmente, no existe una formación en el ámbito de la formación profesional reglada que permita generar profesionales y, sin embargo, son necesarios. Aparentemente parece un trabajo trivial, pero se trata de una labor que exige una gran profesionalidad”.

Hoy en día, son las propias empresas las que están llevando a cabo un fuerte trabajo de formación. “Pero en muchos casos, los propios empleados son los que no tienen una buena valoración del sector y por eso acceden a estos puestos como primer empleo, no con vocación de permanencia, lo cual provoca unos efectos nocivos como que se produzca una gran rotación de personal. Ello entraña una dificultad para motivar a personas que no quieren permanecer en el sector, y por lo tanto una dificultad en la gestión de las plantillas. El círculo se va retroalimentando”.

Así, prosigue Aurelio del Pino, “nuestra función como patronal es cambiar el sentido de giro de esta rueda. Somos un sector fuerte, dinámico, que exige profesionales que estén bien valorados, bien formados, para que sean productivos y así fomentar una carrera profesional dentro de las empresas, una carrera que sí existe y que puede convertirse en una trayectoria profesional permanente y muy gratificante. Para ello, es importante definir un marco de relaciones laborales estable".

En este aspecto, existen cuestiones que "son comunes a las grandes cadenas de supermercados, que forman parte de las relaciones laborales y que tienen que estar acordadas y pactadas por el sector con las centrales sindicales. Y con esa base, es importante crear un convenio colectivo a nivel nacional. De esta manera, las empresas podrán dedicarse a destinar el resto de sus recursos a desarrollar políticas auténticas de recursos humanos y ahí es donde cada una de aquellas podrá hacer hincapié para diferenciarse”.

Como comenta Aurelio del Pino, “desde ACES seguiremos insistiendo en la creación de ese marco de relaciones laborales estable, ya que creemos, igual que nuestros asociados, que es la única forma de poder seguir avanzando, sobre todo, en el resto de temas que afectan a recursos humanos”.