Aral Digital.- AEON, uno de los principales retailers japoneses, ha registrado una caída del 39,9% en sus beneficios operativos en el primer semestre del año, debido a que el gigante asiático está inmerso en la mayor recesión desde la II Guerra Mundial, tal y como informan fuentes niponas. La pérdida neta se ha cifrado en 112 millones de euros, mientras que su facturación ha descendido un 3,1%.

El operador de los supermercados Jusco y Saty ha indicado que, pese a estos resultados, mantiene las previsiones de beneficio neto para final de año, que se sitúan entre 57 y 114,3 millones de euros.

En referencia a estos resultados, Motoya Okada, presidente del grupo, ha indicado que los malos tiempos continuarán en la industria del retail. “Nos hemos propuesto reforzar los esfuerzos en materia de reducción de gastos y racionalización de nuestras operaciones”, ha concluido el responsable de AEON.