AMDPress.- La cadena de distribución Ahold ha cerrado el ejercicio 2004 con unas pérdidas de 443 millones de euros, debido principalmente a las desinversiones que ha efectuado, según fuentes de la compañía.

En el apartado extraordinario de desinversiones de la compañía figuran unas pérdidas de 495 millones de euros, frente a los 136 millones de pérdida registrados en 2003. Sin embargo, Anders Moberg, consejero delegado de Ahold, sostiene: “2004 ha transcurrido según lo planeado en la estrategia de desinversión, estando en el camino adecuado para la recuperación de la compañía”. La compañía holandesa tiene previsto finalizar su proceso de desinversión a finales de 2005.

Ahold cerró el ejercicio 2004 con unas ventas netas de 52.000 millones de euros, lo que supone una caída del 7,3% sobre el año anterior. Descontando el impacto monetario, la caída hubiera sido del 0,7%, según la empresa.

A pesar de estas cifras, las ventas netas de la empresa en Europa ascendieron a 13.000 millones de euros y se mantuvieron al mismo nivel que en 2003, según la compañía. Sin embargo, la compañía redujo en Latinoamérica sus ventas un 59,8%, hasta los 893 millones de euros, debido al proceso de desinversión en el continente.