El grupo Ahold, que iniciaba en los primeros meses del 2001 una experiencia “piloto” con la nueva enseña Supersol en un supermercado del barrio madrileño de La Latina, ha dado un nuevo paso con la puesta en marcha de este nuevo formato en un supermercado situado en la localidad madrileña de Collado-Villalba. El primer Supersol de la nueva etapa cuenta con una superficie comercial de 1.600 metros cuadrados, una plantilla de 30 trabajadores y un aparcamiento para 100 vehículos.

La nueva enseña es una reelaboración actualizada de la antigua marca Supersol, aportada por su filial Superdiplo, y supone el inicio de la unificación de las distintas marcas adquiridas por el grupo: Cobreros, Kampió y Superdiplo, entre otras. El proceso de transformación de los establecimientos concluirá a finales de 2001.