Aral Digital.- Alcampo ha cerrado el año pasado con un incremento del 1,2% en su cifra de ventas, hasta alcanzar una facturación total de 3.900 millones de euros. Según señalan fuentes de la propia compañía, este aumento “se ha logrado principalmente por el mantenimiento de la política comercial de precios bajos que la cadena practica desde el comienzo de su andadura”. Por su parte, el beneficio neto ascendió a 108 millones de euros, con una reducción del 8,5% respecto al pasado ejercicio.

Asimismo, el cash flow bruto de explotación alcanzó los 207 millones de euros, que supone una caída del 3,4%, debido a que Alcampo “ha actuado como empresa responsable al hacer aún más asequible la cesta de la compra a sus clientes”, indican desde la empresa de Auchan.

En lo que a nivel de inversión se refiere, en 2008 la cadena invirtió 102 millones de euros, destinados principalmente a la apertura de dos nuevos hipermercados en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y Torrelodones (Madrid), una gasolinera junto a la tienda de Colmenar Viejo (Madrid) y el nuevo servicio de compra on-line Alcampo Drive ubicado en la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón.

El nuevo hipermercado de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), que cuenta con 7.700 metros cuadrados de sala de ventas, fue inaugurado en marzo de 2008 y supuso una inversión de casi 30 millones de euros así como la creación de más de 250 puestos de trabajo. Igualmente, e n octubre, la cadena reabrió bajo su enseña una nueva tienda de 8.000 metros cuadrados en Torrelodones (Madrid) y una plantilla de 150 personas, alcanzando tras su apertura los 50 hipermercados en España.

Del mismo modo, Alcampo aumentó su red de gasolineras con la apertura de una estación de servicio junto al hipermercado de Colmenar Viejo (Madrid), atendida en su totalidad por personas con discapacidad.

En total, Alcampo finalizó 2008 con 50 hipermercados en 14 Comunidades Autónomas y 26 estaciones de servicio; todo ello atendido por una plantilla de 15.700 personas.