Aral Digital.- Alcampo ha puesto en marcha un plan de reducción de bolsas de plástico cuyo objetivo es dejar de consumir más de 50 millones de bolsas, evitando generar 250 kilos de plástico y la emisión de 220 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

Bajo el lema “Más productos en la bolsa, menos bolsas en el mundo”, Alcampo pretende concienciar a clientes y empleados de la necesidad de un consumo responsable de bolsas de plástico y de la importancia que tiene el correcto llenado de las mismas para evitar la generación de residuos perjudiciales para el medio ambiente.

Alcampo fue la primera cadena en introducir alternativas a las bolsas de plástico en sus lineales y hoy cuenta con bolsas verdes de plástico reciclado, capazos de rafia y bolsas biodegradables fabricadas de fécula de patata.

El plan de reducción incluye, además, el fomento del uso de estas bolsas alternativas para transportar las compras, para lo que la cadena ha rebajado el precio de los capazos de rafia, de 70 a 49 céntimos, y de las bolsas biodegradables, de 39 a 35 céntimos.