AMDPress.- La cadena de hipermercados Alcampo iniciará, a finales de septiembre, una experiencia piloto en su hipermercado de Leganés (Madrid) que pretende revolucionar la compra tradicional. Se trata de la instalación de las cuatro primeras cajas de autoservicio (self checkout) que operan en España y que Alcampo ha denominado “Cajamiga”.

Esta caja, desarrollada por la compañía de soluciones informáticas NCR, está ideada para el pago automático de pequeñas compras, tanto en metálico como con tarjetas. Se trata de un servicio complementario y opcional para los clientes que quieran aligerar el pago de sus compras, para lo cual contarán con un sistema multimedia interactivo que explica los pasos a seguir y un puesto con una azafata de caja que supervisará el proceso y asistirá al cliente.

Asimismo, esta iniciativa aligerará la carga de trabajo mecánico de las azafatas de caja, que podrán realizar otras tareas dirigidas a mejorar el servicio al cliente. Según Alcampo, se trata de una alternativa complementaria al sistema tradicional, que “no pretende sustituir la imprescindible labor del personal de cajas de Alcampo, cuya atención y acogida a los clientes es un factor de diferenciación y competitividad clave para esta cadena”.

Con esta herramienta, el cliente pasa él mismo por el escáner los productos que tiene en su cesta, verifica las características y el precio de los artículos que compra y los deposita en la zona de embolsado. Una vez que valida la compra, puede elegir el modo de pago: en metálico (introduce el importe en dinero y recoge el ticket de compra y el cambio), o con tarjeta (introduce la tarjeta en la máquina y firma el recibo a la salida, en la mesa atendida por la azafata).