La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y la Asociación Nacional de Empresas de Fabricación Automática de Envases de vidrio (ANFEVI) han celebrado en Burgos una Jornada de análisis sobre el Plan Nacional de Residuos Urbanos y su implantación en las Comunidades Autónomas en la que participaron responsables de Medio Ambiente de las Administraciones Públicas, así como representantes de la industria vidriera y de los consumidores. La inauguración corrió a cargo del vicepresidente primero y consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, quien comentó la necesidad de que "en los próximos años se establezcan las estrategias y se doten de instrumentos que permitan alcanzar el acierto en la gestión de los residuos". Silvia Clemente Munio, directora general de Calidad Ambiental de la Junta de Castilla y León, fue la encargada de clausurar esta jornada en la que se concluyó que "el Plan Nacional de Residuos Urbanos es el primer intento serio de ordenar todo lo relativo a los residuos que se ha hecho en este país. El propio plan contempla, vía revisiones, un mecanismo para ir mejorando en el tiempo con el concurso de todos los agentes e instituciones implicados, configurándose como una marco de referencia. A las Comunidades Autónomas les corresponde el establecimiento de estrategias concretas".