La cervecera estadounidense Anheuser-Busch, propietaria de la marca Budweiser, ha adquirido el 14% de la primera cervecera chilena, Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), por 224 millones de dólares (alrededor de 39.500 millones de pesetas). Una operación que permitirá a la firma norteamericana afianzar su presencia en América del Sur, donde ya dispone del 11% de la filial Argentina de CCU, que se encarga de fabricar y comercializar la cerveza Budweiser en dicho país y del 50% de la mexicana Modelo, además de otros acuerdos de exportación. La cervecera chilena CCU, aunque tiene como principal negocio la cerveza, que aporta el 55% de su facturación, también opera en los negocios de refrescos, vino y agua mineral.