AMDPress.- ASNEPA (Asociación Nacional de Empresario y Profesionales Autónomos) ha propuesto la creación de un impuesto o tasa, similar a la de los módulos, por superficie y volumen de facturación, por la apertura de fin de semana para los establecimientos comerciales con superficie superior a 300 m2. El importe de este impuesto iría destinado a la modernización y adaptación del pequeño comercio.

Según ha indicado el secretario general de la asociación, Pedro Mezquida, aunque el Gobierno no modificará los horarios comerciales hasta 2005, "desde ASNEPA queremos defender que los autónomos puedan tener voz respecto a la situación de los pequeños comercios en el asunto de la ampliación de horario. Por tanto, adoptar medidas compensatorios previas es un ejemplo de la buena voluntad de nuestro colectivo. En este sentido, merecemos ser escuchados y nuestra propuesta analizada".

Mezquida asegura que "ocho años después de la entrada en vigor de la Ley de Comercio el resultado de la misma ha sido el contrario al esperado. En lugar de proteger al pequeño comercio, éste ha ido perdiendo cuota de mercado a favor de las grandes superficies, especialmente los super".