Aral Digital.- El grupo francés de supermercados Auchan, propietario de Alcampo y Sabeco, ha alcanzado un beneficio neto de 727 millones de euros en 2008, lo que representa un 24,4% menos que el registrado en el año anterior (962 millones), ya que entonces los resultados del grupo recogieron las plusvalías derivadas de la venta de las actividades marroquíes de la cadena.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 9,2% hasta situarse en los 2.260 millones de euros gracias al buen comportamiento de los supermercados en Francia. Asimismo, Auchan facturó el año pasado 39.500 millones de euros, un 7,5% más que en 2008, mientras que, en términos de superficie comparable, las ventas crecieron un 4,3%.

En lo que a inversiones se refiere, estas aumentaron un 20,9% hasta los 2.100 millones, un esfuerzo que pretenden continuar este año “de forma razonada” y “teniendo en cuenta el nuevo contexto económico difícil”. “Vamos a vigilar nuestros niveles de inversión y de endeudamiento. Abordamos 2009 con confianza y serenidad”, indicó el presidente de Auchan, Christophe Dubrulle.

Al cierre de 2008, Auchan contaba con 468 hipermercados en doce países, que el pasado ejercicio elevaron sus ventas un 8,4%, hasta 31.800 millones de euros. A lo largo del ejercicio en curso, tiene previsto abrir 60 nuevos hipermercados, con lo que superaría los 500 establecimientos bajo este formato.

La red de hipermercados en Francia contribuyó con un incremento del 2,7%, según la compañía, que agregó que su “dinámico” desarrollo internacional en los últimos años tuvo una fuerte aportación al crecimiento, con “sólidos” resultados en ventas a superficie constante en todos los países, excepto España, Italia y Taiwán, donde se mantuvieron estables pese al “difícil” contexto económico.

Por su parte, la red de supermercados del grupo, formada por 726 establecimientos en cinco países, registró ventas por valor de 6.900 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,9% respecto a 2007, impulsado por el crecimiento de los países de Europa del Este y por el buen comportamiento de las tiendas convertidas a Simply Market.

El presidente de la compañía, Christophe Dubrulle, calificó de satisfactorios los resultados del pasado ejercicio, que, a su juicio, muestran la capacidad de resistencia del grupo en un entorno desfavorable.