AMDPress.- Makro ha detectado un claro aumento de las ventas de los productos de impulso (galletas, chocolatinas, caramelos, helados…) entre el comercio minorista. En su calidad de proveedor de los clientes profesionales, especialmente de hostelería y detallistas de alimentación, Makro muestra el termómetro de las variaciones e innovaciones que se producen en el sector alimentario.

El informe realizado por Makro tras consultar a los 34 almacenes que mantiene abiertos en 15 Comunidades Autónomas, revela que los productos de impulso más vendidos son las barras de chocolate (15% del total ) o las golosinas de fantasía (13%). Dentro de los productos más tradicionales, las galletas, los productos bajos en calorías, integrales, de soja o las tabletas de chocolate sin azúcar tiene una alta participación (32%) y también se ha detectado un aumento en la demanda de los productos de impulso ricos en proteínas y vitaminas.

Este tipo de alimentos energéticos, elaborados con cereales, están indicados especialmente para dieta sana, deportistas o personas con falta de hierro, aunque cada vez es más frecuente su consumo en un público más heterogéneo. “Aunque Makro sigue manteniendo su catálogo tradicional de productos de impulso, hemos logrado incorporar un nuevo y variado surtido, con unos ingredientes que aportan funcionalidad y están plenamente adaptados a la dieta sana de los adultos, característica cada día más demandada”, comenta el responsable de Compras de Makro de este tipo de productos.

Los helados representan uno de los productos de impulso más solicitados, especialmente durante los meses de calor. Los más demandados de cara al verano, según el informe de Makro, han sido los llamados “helados cremosos” (un 26 %), seguidos de los “helados de hielo” (un 10 %), entre los que se encuentran los sorbetes, polos y granizados, preferidos por los más pequeños. Asimismo, destaca la demanda cada vez mayor de los “helados dietéticos”, con una participación menor que los anteriores pero con clara tendencia al crecimiento. El resto se reparte entre una gran variedad de tartas, bloques, etc.