El fabricante de dulces y bebidas refrescantes británico Cadbury Schweppes ha adquirido la filial de bebidas refrescantes del gigante norteamericano Triarc, Snapple Beverage, por 1.450 millones de dólares (alrededor de 280.000 millones de pesetas). Cadbury pagará 910 millones de dólares en efectivo y 120 millones de dólares para cubrir el plan de opciones sobre acciones, además de asumir un total de 420 millones de dólares en deuda. Snapple Beverage, tercera productora de bebidas sin alcohol de Estados Unidos, facturó en el primer semestre de 2000 más de 8.000 millones de dólares (cerca de 1,6 billones de pesetas), de los cuales 2.700 millones de dólares procedieron de las ventas en Estados Unidos. Con esta operación, la firma británica espera obtener unos ahorros de costes de 15 millones de dólares anuales en los dos primeros años y 50 millones de dólares el tercero.