El grupo Caprabo ha comprado el único establecimiento que tenía la empresa madrileña Santarem. El centro, que cuenta con una superficie de venta de 700 metros cuadrados, está situado en Madrid capital y a mediados de junio será reabierto.

Tras vender este local, Santarem, que facturó 2,85 millones de euros (unos 475 millones de pesetas) en 2000, ha cesado actividad. Previamente, en 1998, la empresa había traspasado dos establecimientos al grupo madrileño Alcosto.

En otro orden de cosas, Caprabo ha ampliado el servicio de su supermercado en Internet capraboacasa.com al 80% de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid. Para ello, dispone en la actualidad de dos nuevos centros preparadores situados en Parla y en Móstoles, lo que le permite ampliar la cobertura en la distribución a domicilio de las compras a través de la red.