Aral Digital.- Carrefour ha adquirido el 51% del capital de Baolongcang, un operador de hipermercados chino que tiene actualmente 11 puntos de venta en la región de Hebei, cercana a Pekín. La cadena presidida por Lars Olofsson ha suscrito una joint venture con los fundadores de Baolongcang, que mantienen el 49% restante de la cadena.

La transacción, que ha sido aprobada por las autoridades locales de competencia, aporta a Carrefour 11 hipermercados que en 2009 facturaron 113 millones de euros. Esta operación forma parte de la estrategia del grupo de distribución de potenciar su presencia en los países emergentes, especialmente en China, país en el que opera desde 1995.

Las ventas netas de Carrefour en China el pasado año ascendieron a 3.473 millones de euros y dispone de un 'network' compuesto por 156 hipermercados y 360 tiendas de descuento.