El grupo Carrefour obtuvo durante este primer semestre de 2001 un resultado neto de 97 millones de euros (16.139 millones de pesetas), un 16% más que en el mismo periodo del año 2000. No obstante, han sido los resultados extraordinarios los que han impulsado el incremento en el beneficio de Carrefour en estos seis primeros meses del año, ya que se han elevado a 15,1 millones de euros (2.512,4 millones de pesetas), cuando en el ejercicio anterior apenas superaron el millón de euros.

  Los resultados extraordinarios provienen de la operación de venta de la división de restauración de Carrefour, Cenesa, y de una partida proveniente de la venta de nueve hipermercados, que no incluye la venta de los hipermercados vendidos el pasado mes de junio. El resultado de explotación fue de 106,7 millones de euros (17.753,4 millones de pesetas), lo que supone una caída del 5,3 %. Mientras que el volumen de negocio creció un 0,3 %, hasta 3.227 millones de euros (536.927 millones de pesetas), tal y como había previsto por la compañía.