AMDPress.- El grupo Carrefour podría ser la primera compañía de distribución en crear un banco en España, en una operación en la que el distribuidor de origen francés tendría como socio a Cetelem, filial de BNP Paribas.

Ambas compañías ya cooperan en Servicios Financieros Carrefour, sociedad de la que Carrefour controla el 60% y Cetelem el 40%. Esta división se encarga de la gestión de las más de dos millones de tarjetas Carrefour Pass, mediante las que los clientes del grupo pueden optar por el pago al contado y a crédito. Además, la compañía ofrece también a través de sus hipermercados préstamos personales y otra serie de facilidades y promociones a los titulares de la tarjeta.

Pese a que desde Carrefour se afirma que es prematuro hablar de la constitución de un banco a partir de su filial financiera, responsables de la compañía confirman que estudian esta posibilidad y no desmienten haber solicitado autorización para su creación al Ministerio de Economía y al Banco de España.

Según Carrefour, la puesta en marcha de un banco se encuentra en la misma fase de investigación que otros proyectos como la venta de coches o de pisos, siempre dentro de la búsqueda de negocios que diversifiquen su actividad y que aporten valor añadido para sus clientes.

La filial de BNP Paribas, Cetelem, matriz a su vez de Banco Cetelem, cuenta con más de 40 años de experiencia en el sector del crédito al consumo.