El grupo galo de distribución Carrefour ha vendido por 103.824 millones de pesetas su participación del 73,9% en Picard-Surgelés, cadena de tiendas de congelados que cuenta con 441 puntos de venta en Francia y 62 en Italia. Los compradores, que son el fondo inversor francobritáncio Candover y Chevrillon, la familia fundadora de la empresa y varios directivos, esperan sacar la sociedad a bolsa en unos tres años, tras desarrollar el negocio dentro y fuera de Francia.