AMDPress.- El operador logístico europeo Christian Salvesen ha firmado un contrato para diseñar y desarrollar las operaciones de almacenaje y reposición de la primera tienda de artículos para el hogar de Marks & Spencer, en el Reino Unido. Este contrato es una ampliación de la relación de más de 15 años entre el operador logístico y el distribuidor. El año pasado se firmó un nuevo contrato de almacenaje y distribución de mercancía a temperatura controlada para sus 350 centros en Reino Unido.

La solución diseñada por Christian Salvesen incluye la recepción, picking y reposición de 12.000 líneas de producto de 350 proveedores de todo el mundo.

Es la primera vez que Marks & Spencer ha involucrado a un proveedor hasta el punto de que el personal del operador logístico trate directamente con sus clientes. El personal de Salvesen llevará el uniforme de Marks & Spencer y estará en la propia tienda encargado de preparara el pedido del cliente y reunirse con él en el punto de recogida, en un plazo máximo de 15 minutos y llevar la mercancía hasta el coche.

La solución de almacenaje, diseñada por Christian Salvesen, incluye una superficie de 8000 m2 con hueco para almacenar 10.000 palés en el almacén general de Marks & Spencer y el equipamiento del almacén de la nueva tienda de 3500 m2. El almacén general está totalmente equipado con estanterías de 12 metros que permiten alojar un volumen creciente de mercancías, a medida que se abran las próximas tiendas previstas para verano de 2004 y 2005.

La unificación de ambos almacenes corre a cargo de ULTIMA, el sistema de gestión de almacenes diseñado por Salvesen, que está unido al interfaz de los sistemas informáticos de Marks & Spencer. ULTIMA proporciona al personal de Marks & Spencer visión de los niveles de stocks y automatiza la reposición desde el almacén central durante la noche. Los pedidos que se realizan en la tienda se ven directamente en ULTIMA y son preparados por Salvesen gracias a monitores que permiten al cliente ver cuándo está listo su pedido.