Aral Digital.- Comercial Piedra Trujillo ha cerrado el ejercicio 2010 con una facturación de 95 millones de euros (sin IVA), lo que supone un incremento del 6,7% respecto al año anterior (89 millones) y supera las previsiones de la empresa que lo situaban en un 4%. Asimismo, la compañía cordobesa ha aumentado el número de contratos, con una plantilla actual de 670 empleados.

El director gerente de esta empresa familiar, Francisco Javier Piedra Trujillo, ha subrayado que “estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos en 2010, sobre todo si tenemos en cuenta las dificultades económicas por las que atraviesa el mercado y, en concreto, el sector de la distribución, que han provocado pérdidas importantes de facturación y beneficios a muchas compañías”.

Estos resultados de la compañía son fruto de “una estrategia centrada en la contención de los gastos generales y en arañar cuota de mercado a la competencia”, explica Piedra. Además, resalta “el esfuerzo de los trabajadores de la empresa para adaptarse a los cambios en las demandas de los clientes y en la propia empresa, inmersa en proyectos de innovación, en un plan de ahorro energético y en la mejora en un sistema de automatización y robotización en la plataforma central de Córdoba, para conseguir un mejor costo de manipulación de mercancía”.

Entre las previsiones para 2011, Comercial Piedra se ha puesto como objetivo extender su actividad en Sevilla, Málaga, Badajoz y Ciudad Real. No obstante, el director gerente advierte que esta medida “sólo se llevará a cabo después de un profundo estudio de ubicación del establecimiento y siempre que el proyecto sea viable”. Estas aperturas se realizarán tanto en el canal mayorista, a través de cash&carry, como en el de supermercados.

Comercial Piedra Trujillo cuenta actualmente con 57 tiendas minoristas repartidas por Córdoba capital y provincia, además de cuatro cash&carry, uno de ellos ubicado en Jaén, y con una red comercial de vendedores que suministran principalmente a hostelería y tenderos tradicionales.