AMDPress.- La cooperativa valenciana Consum alcanzó unas ventas de 410,60 millones de euros durante el primer semestre del ejercicio fiscal 2005, que abarca de febrero a julio de este año. Esta cifra supone un incremento del 9,7% respecto al mismo período del año anterior. Juan Luis Durich, director general de Consum, asegura: “Estas cifras demuestran que vamos en la buena dirección y que hemos hecho bien las cosas”.

Durante los seis primeros meses del ejercicio, Consum ha invertido 22,54 millones de euros en la adecuación de su red a los estándares del nuevo modelo de tienda más próximo, didáctico y cómodo para el consumidor. En total se han abierto 19 establecimientos Consum, Consum Basic y franquicias Charter y se han cerrado seis supermercados de pequeña superficie que no cumplían los nuevos estándares de la cooperativa, que se encontraban en las proximidades de nuevos establecimientos más grandes que mejoran sus prestaciones. En esta línea, se han llevado a cabo reformas integrales en 16 establecimientos.

Actualmente, la red de Consum alcanza los 427 supermercados repartidos por la Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia y Castilla-La Mancha. En lo que queda de año, la cooperativa tiene previsto seguir incrementando sus inversiones con el objetivo de mejorar la red, y contempla la apertura de 12 establecimientos más. Respecto a los trabajadores, se han incorporado a la cooperativa 360 personas entre febrero y julio de 2005, lo que sitúa la plantilla en 6.477 empleados. En los próximos tres años, Consum prevé contratar a 1.600 personas más.

Este año es el primero del Plan Estratégico de Consum, que contempla inversiones por valor de 233 millones de euros y la apertura de 113 establecimientos hasta 2007 en las autonomías en las que ya opera y en Andalucía. Otro de los objetivos del Plan es la puesta en el mercado de 1.000 referencias de producto propio, del que ya se han incorporado 200. Consum ha incorporado en esta gama un novedoso sistema de validación en el que los propios consumidores prueban el producto y califican sus diferentes aspectos y, si no cumple sus expectativas, éste se mejora. Consum destinará más de 600.000 euros en los próximos tres años a este proyecto.

Por otra parte, Consum es la primera empresa española de distribución que ha incorporado un novedoso sistema de chip de radiofrecuencia contactless (sin contacto) en su Tarjeta de Cliente. Esta nueva tarjeta, desarrollada en colaboración con la firma Saetic, permite acumular información de interés para los socios y descuentos inmediatos en sus compras.

Además, Consum ha incorporado a su proceso de captación de socios-clientes un bolígrafo digital que traduce la caligrafía al procesador de textos digital, acortando plazos y evitando la manipulación de datos. Estos nuevos soportes, que respetan la normativa de protección de datos, suponen una inversión de 600.000 euros.