Aral Digital.- Consum ha fijado sus ojos en Cataluña para expandir su marca a medio plazo. Así, la cadena invertirá 40 millones de euros durante los próximos dos años, destinados a la apertura de 20 nuevos supermercados y a la ampliación de las centrales logísticas con las que cuenta en las localidades barcelonesas de Sant Boi de Llobregat y El Prat de Llobregat. Gracias a esta medida, la plantilla que la cooperativa tiene en Cataluña llegará a los 2.400 trabajadores.

Con esta estrategia expansionista la compañía potenciará la apertura de supermercados propios, fundamentalmente con el modelo de tienda Consum, y también Consum Basic. Si bien, desde la empresa indican que, “dado el nuevo decreto ley de ordenación de equipamientos comerciales lo más factible será la puesta en marcha de superficies de hasta 1.300 metros cuadrados y, en un futuro, la ampliación de los puntos de venta que actualmente rondan los 700 metros”.

Del mismo modo, Consum no se olvida de su modelo de franquicia Charter -de dimensiones entre 300 y 600 metros cuadrados-, que representa entorno al 5% de ventas y que “tiene también un valor estratégico para nosotros, ya que permite llegar a entornos donde no es viable la implantación de modelos de mayor superficie”.

Este proyecto en Cataluña acapara “una parte importante” del Plan Estratégico 2010-2012 de la cooperativa, que contempla una inversión global –para todo el arco mediterráneo– de 229 millones de euros y 100 inauguraciones de tiendas. La inversión en la comunidad catalana se plasmará también en “el incremento de las compras realizadas a sus proveedores catalanes”, que se ha visto incrementada en un 27% en el último trienio, y potenciará “esta tendencia con las nuevas aperturas previstas”, aseguran desde la compañía.

En la actualidad, la cooperativa cuenta en Cataluña con 150 de sus casi 600 puntos de venta, y aportan más del 20% de su facturación global. Desde el año 2008, Consum ha abierto en el territorio catalán 21 nuevos supermercados. Según datos de la compañía valenciana, “tiene una cuota de mercado en Cataluña del 5,1%”.

De otro lado, Consum ha confirmado que sus previsiones para finalizar este ejercicio son las de aumentar “ligeramente” sus ventas, superando los 1.600 millones de euros. De esta cifra, casi una cuarta parte sería relativa a ventas hechas en Cataluña, unos 370 millones de euros.