AMDPress.- El Grupo Cortefiel alcanzó una cifra de negocios de 795,04 millones de euros en su último ejercicio (cerrado el pasado 28 de febrero), con incremento del 18% sobre el mismo período del ejercicio anterior. No obstante dentro de esa cifra, el negocio extranjero supera ya el 30% de las ventas del grupo; las ventas en el extranjero crecieron un 79% y en España registraron un incremento del 5%.

La evolución en el mercado doméstico se produce fundamentalmente por las menores ventas obtenidas en tiendas Cortefiel con impacto de la substitución de la línea YSL, ante la futura pérdida de la licencia. En su lugar, se introduce la línea Pedro del Hierro; un proceso que a medio plazo será ventajoso para el Grupo tratándose de una línea propia.

La facturación total de los puntos de venta del grupo ascendió a 833,96 millones de euros; mientras que las ventas en tiendas propias supuso 746,91 millones de euros, con un incremento del 20%.

Durante el ejercicio 2001-02 se abrieron 169 nuevas tiendas, cifra récord en la historia del grupo y que está lejos de las 98 tiendas abiertas durante todo el año anterior, lo que supone un crecimiento del 32% en superficie comercial. La cadena que más aperturas ha realizado ha sido Springfield con un total de 92 aperturas frente a las 36 del año anterior.

En lo que se refiere a datos económicos, el resultado bruto de explotación de Cortefiel se situó en 87.57 millones de euros, con un decremento del 16% respecto a los 104,10 millones del ejercicio anterior. En este resultado tiene especial incidencia el elevado nivel de gasto asumido por el grupo en su expansión y que ha crecido por encima de las ventas. Así, los gastos totales crecieron un 29%, el mismo crecimiento que presentan los gastos operativos, y los gastos de estructura se incrementaron un 27%.