La multinacional francesa Danone tiene previsto poner en marcha un plan de reestructuración para su negocio de galletas en Europa, que según el diario vespertino francés “Le Monde” podría traducirse en el cierre de diez centros de producción y la supresión de 3.000 empleos. Dicho plan afectaría fundamentalmente al país galo, donde se cerrarían siete fábricas y se eliminarían 1.700 empleos. Fuentes del grupo en España han rechazado comentar si la reestructuración afectará a su planta de Granollers, donde se fabrican las galletas Lu y El Príncipe en España. Esta fábrica emplea a 300 personas, incluyendo trabajadores fijos discontinuos. De las tres actividades principales del grupo francés, la división de galletas es la que tiene un menor margen operacional, el 7,9% frente al 11% de los productos lácteos y al 12,3% de las bebidas.