La multinacional británica de alimentación y bebidas ha anunciado la venta de su filial de alimentación Pillsbury a la compañía estadounidense General Mills. Esta operación valorada en 10.500 millones de dólares (más de 1,8 billones de pesetas) dará lugar a la quinta compañía mundial de productos alimentarios, con una facturación de 13.000 millones de dólares (alrededor de 2,3 billones de pesetas) y marcas como la de los helados Häagen Dazs, las conservas Gigante Verde y la gama de productos Old El Paso. Diageo, que se quedará con una participación del 33% del nuevo gigante alimentario, se concentrará en el negocio de bebidas. El grupo británico, con los recursos generados con esta operación, procederá a la fusión de sus divisiones Guinness y UDV, que conjuntamente aportan el 85% del beneficio de explotación del grupo de más de 300.000 millones de pesetas y generan una facturación de más de 1,9 billones de pesetas. Diageo estima que esta integración le permitirá obtener unos ahorros de costes de cerca de 35.000 millones.