Aral Digital.- El centro comercial que se pretende levantar en el municipio alicantino de Dolores ha recibido el visto bueno de la Conselleria de Industria y Comercio de la Generalitat Valenciana. Las instalaciones se levantarán sobre una superficie de 50.000 metros cuadrados, en el Sector V, junto al acceso a la autovía AP-37, en la salida de la localidad hacia Almoradí.

Se prevé que el centro albergue un hipermercado de unos 11.000 metros cuadrados, mientras que una área de 14.000 metros cuadrados se destinaría a otros comercios. Según ha explicado el alcalde de Dolores, Gabriel Gascón, “unos 25.000 metros cuadrados se destinan a zonas de aparcamiento, y otros tantos a medianas empresas con establecimientos, siempre fuera del propio hipermercado”.

La ubicación de este centro comercial dista geográficamente muy poco de otro presentado recientemente que se construirá en el municipio de Almoradí (Alicante). Se trata de una superficie comercial y de ocio que comenzará a construirse a finales de este año y cuya apertura está prevista para las navidades de 2010. El centro comercial estará situado en el plan parcial sector SUZOPT-1, entre el Saladar y el municipio de Dolores, ocupando una superficie construida de 80.040 metros cuadrados metros cuadrados con una superficie útil de 69.000 metros cuadrados.

En su interior se instalarán cines, zonas de restauración, hipermercados, medianas superficies y pequeños locales. Según el proyecto, el centro dispondrá de 3.500 plazas de aparcamiento y un hotel de 4 estrellas y 84 habitaciones que ocupará una parcela de 35.000 metros cuadrados. El proyecto, incluido en el nuevo PGOU que todavía está por aprobar, será ejecutado y gestionado por la mercantil Probetoan con una inversión de 120 millones de euros.