Aral Digital.- El consejero delegado (CEO) de Metro Group, Eckhard Cordes, ha informado en un comunicado que “no desea prolongar” su contrato actual con el gigante alemán que termina el 31 de octubre de 2012. “No es fácil tomar esta decisión”, ha indicado Cordes, que ha querido agradecer a los principales accionistas, las familias Haniel y Schmidt-Ruthenbeck, su deseo expreso de renovar su contrato.

Sin embargo, el responsable de la compañía de distribución “ha llegado a la conclusión de que la base de la confianza para que se quedara... no existe más”. Cordes ha explicado en la nota que “la especulación con respecto a mi prolongación contractual que se estaba haciendo pública en repetidas ocasiones amenazaba con dañar a la empresa, a los principales accionistas y a mí mismo. Una empresa requiere de una cooperación honesta y de una unidad al más alto nivel entre la administración y la junta de supervisión”.

“Sería fatídico para el futuro de la compañía y sus empleados si el proceso de reestructuración de Metro, y su vuelta a un camino de crecimiento con beneficios se pusiera en cuestión debido a la falta de una confianza mutua”, ha remarcado el todavía consejero delegado de Metro Group. “La compañía está avanzando en la dirección correcta. Con el fin de hacer irreversible esta dirección, hay que asegurar un cambio que revitalice la dirección con una nueva generación de jóvenes gestores”, ha apostado Cordes.